Dunlop

En 1888 el fundador de DUNLOP, John Boyd Dunlop, se fijó en su hijo pequeño, que conducía un triciclo con neumáticos de caucho macizo sobre el empedrado. Observó que el niño no iba muy rápido y que tampoco parecía muy cómodo. Intentando que su hijo se desplazara con más suavidad y pudiera maniobrar mejor, DUNLOP cogió el triciclo, envolvió las ruedas con láminas finas de caucho, las pegó y las infló con una bomba para balones de fútbol. De ese modo creó el primer sistema de amortiguamiento por aire de la historia, y puso los cimientos del primer neumático propiamente dicho.

Menos de un año después, el invento de DUNLOP hizo su debut en carrera sobre dos ruedas. Al hacer posible que un corredor poco conocido venciese fácilmente a rivales superiores en una serie de carreras de bicicletas, gracias a la ventaja que le daban los neumáticos, la competición deportiva se convirtió de inmediato en rasgo constitutivo de la tradición DUNLOP.

Acto seguido, DUNLOP patentó la idea y empezó a perfeccionar su invento en forma de empresa comercial, fundando lo que pronto se conocería como DUNLOP Pneumatic Tyre Co. Ltd. En 1890 abrió su primera fábrica de neumáticos en Dublín, y tres años después la primera en la Europa continental, en Hanau (Alemania). En 1913 la primera fábrica japonesa de neumáticos abrió sus puertas en Kobe. En veinte años, DUNLOP había dejado obsoleto el neumático macizo y pasado de pionero a primera empresa multinacional de ámbito mundial. Fabricaba en todo el mundo y vendía en todo el mundo.

 

DESCARGA DE CATÁLOGOS DUNLOP